Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados y profesionales jurdicos

LawAndTrends


Los británicos han firmado su divorcio con la Unión Europea. El Brexit es una realidad una vez terminado el recuento del referéndum. Este hecho certifica una realidad patente en los años de su pertenencia a la Unión Europea.

Reino Unido siempre ha sido un freno a la unión política europea y al proceso de integración. La adhesión de los británicos a las entonces Comunidades Europeas respondía más a la máxima de “únete a tu enemigo y destrúyelo desde dentro”.

Durante sus años de pertenecía a la UE, el Reino Unido siempre ha sido un duro negociador y, también hay que decirlo, cumplidor de sus compromisos, a diferencia de otros Estados más europeístas que terminaban ante el Tribunal de Justicia mostrando sus vergüenzas por no cumplir los compromisos adquiridos.

La salida de la Unión Europea de Gran Bretaña supone un precedente único. Alimenta las ansias del nacionalismo más exacerbado existente en Europa. Ya en el minuto uno, la líder del Frente nacional francés solicita el Frexit. Los europeos no debemos olvidar nunca porque creamos la hoy Unión Europea. El objetivo fundamental de las Comunidades Europeas era lograr una paz estable en el continente después de la catástrofe de las dos últimas guerras mundiales. Estamos viviendo el período de paz más largo de nuestra historia, Los europeos hemos demostrado ser capaces de hacer las mayores aberraciones a la dignidad humana y, para ello, solo tenemos que remontarnos al último conflicto regional, la guerra de la antigua Yugoslavia.

Reino Unido tiene ahora dos años para negociar su salida de la UE. En el contexto económico actual puede quedar aislada de los acuerdos comerciales existentes, de hecho, la administración demócrata de los EEUU avisó que estaría en la cola de sus negociaciones. La UE recordó que irse supone irse. Veremos hasta donde llegan estas afirmaciones.

Ante este potencial aislamiento, a Reino Unido siempre le queda la AELC (o EFTA). Muchos habrán olvidado que aún existe aquella organización creada por el propio Reino Unido para competir con aquellas incipientes Comunidades Europeas. La Asociación Europea de Libre Comercio está formada por Noruega, Islandia, Liechtenstein y Suiza, además, los tres primeros forman parte del Espacio Económico Europeo (EEE). Formar parte de este último supone volver a suscribir las cuatro libertades (servicios, personas, mercancías y capitales) que fundamentan la Unión Europea.

Y no podemos olvidar que el Brexit también ha abierto la brecha del nacionalismo antibritánico. Los escoceses han manifestado en múltiples ocasiones su europeísmo, los resultados en Irlanda del Norte y las principales ciudades de Gales también han dejado constancia de esta opción. ¿habrá un segundo Brexit que sea el final del Reino Unido?




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad