Lexperta Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados

LawAndTrends



  • Construir una Europa más justa y reforzar su dimensión social es una prioridad fundamental de esta Comisión.

La Comisión cumple su promesa de adoptar su propuesta acerca del pilar europeo de derechos sociales. El pilar establece veinte principios y derechos esenciales destinados a fomentar mercados de trabajo y sistemas de protección social equitativos y que funcionen correctamente. El pilar está concebido como una brújula que debe indicar la ruta hacia un proceso renovado de convergencia al alza para conseguir mejores condiciones de vida y de trabajo en Europa. Está pensado ante todo para la zona del euro, si bien es aplicable a todos los Estados miembros de la UE que deseen formar parte de él.

Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, ha declarado: «Como Presidente de la Comisión, he tratado de que las prioridades sociales ocupen un lugar central entre las acciones de Europa, que es el que les corresponde. Con el pilar europeo de derechos sociales y el primer paquete de iniciativas que lo acompañan, cumplimos nuestras promesas y abrimos un nuevo capítulo. Y este capítulo queremos escribirlo juntos: todos, los Estados miembros, las instituciones de la UE, los interlocutores sociales y la sociedad civil, tenemos que asumir nuestras responsabilidades. Me gustaría que el pilar contase con el respaldo al más alto nivel político antes de que concluya el año

El pilar ha sido preparado por la Comisión, bajo la dirección del vicepresidente Dombrovskis y de la comisaria Thyssen, en estrecho contacto con las partes interesadas a todos los niveles. El pilar reafirma derechos que ya están presentes en el acervo de la UE y en el internacional, y los complementa para tener en cuenta las nuevas realidades. Los principios y derechos consagrados en el pilar están estructurados en torno a tres categorías: igualdad de oportunidades y acceso al mercado de trabajo, condiciones equitativas de trabajo y protección e inclusión sociales. Hacen hincapié en cómo abordar la evolución del mundo del trabajo y de la sociedad para cumplir la promesa de los Tratados de una economía social de mercado altamente competitiva, tendente al pleno empleo y al progreso social.

Cumplir los principios y los derechos definidos en el pilar europeo de derechos sociales es una responsabilidad conjunta de los Estados miembros, las instituciones de la UE, los interlocutores sociales y otras partes interesadas. Las instituciones europeas ayudarán a fijar el marco de la cuestión y a encabezar el camino hacia la aplicación del pilar, dentro del pleno respeto de las competencias de los Estados miembros y de las tradiciones del diálogo social. Determinados principios y derechos incluidos en el pilar necesitarán otras iniciativas legislativas para aplicarse de forma efectiva. Cuando sea necesario, se adaptará el Derecho de la UE vigente, se completará y se aplicará mejor.

La Comisión Europea añade hoy al pilar europeo una serie de nuevas iniciativas concretas, de índole legislativa y no legislativa; por ejemplo, sobre la conciliación de la vida familiar y la vida profesional de los progenitores y los cuidadores, sobre la información de los trabajadores y sobre el acceso a la protección social y el tiempo de trabajo. Estas iniciativas reflejan tanto las características de las cuestiones sobre las que trata el pilar como la forma en que pueden aplicarse sus principios y derechos.

También se ha establecido un cuadro de indicadores sociales para hacer el seguimiento de las tendencias y los resultados en los países de la UE en doce ámbitos, así como para evaluar el progreso hacia una «triple A» social para la UE en su conjunto. Este análisis se tendrá en cuenta en el Semestre Europeo de coordinación de la política económica.

El cumplimiento de los principios y los derechos del pilar es un proceso dinámico. El pilar inspirará el trabajo hecho en el contexto del Semestre Europeo y sobre la realización de la Unión Económica y Monetaria, en consonancia con el informe de los cinco presidentes. En particular, el pilar debe servir para relanzar el proceso de convergencia dentro de la UEM, y algunos de los principios y derechos podrían servir de orientación para conseguir unas normas más vinculantes para la zona del euro. Podrían seguir otras iniciativas legislativas o no legislativas en el futuro como parte de los programas de trabajo anuales de la Comisión. Los fondos europeos, y en particular el Fondo Social Europeo, brindarán apoyo financiero para aplicar algunos aspectos clave del pilar.

Próximos pasos

El pilar se presenta hoy en dos formatos jurídicos con idéntico contenido: como una Recomendación de la Comisión, aplicable desde hoy, y como una propuesta de proclamación conjunta del Parlamento, el Consejo y la Comisión. A partir de ahí, la Comisión debatirá con el Parlamento Europeo y el Consejo para ampliar el apoyo político y conseguir el respaldo del pilar al más alto nivel.

Antecedentes

La UE cuenta con los sistemas de protección social más avanzados del mundo y dispone de una amplia gama de buenas prácticas y de innovaciones sociales, pero tiene que hacer frente a cambios sociales sin precedentes y adaptarse a estos. Aunque las condiciones económicas y sociales en toda Europa han mejorado y el empleo nunca ha sido tan elevado, las repercusiones de la crisis del último decenio siguen sintiéndose con intensidad, desde el desempleo juvenil y de larga duración hasta los riesgos de pobreza en muchas partes de Europa. Al mismo tiempo, el mundo del trabajo y nuestras sociedades están cambiando rápidamente, con nuevas oportunidades y nuevos desafíos derivados de la globalización, la revolución digital, los modelos de trabajo cambiantes y las evoluciones demográficas. Todos los niveles de autoridades públicas, interlocutores sociales y sociedad civil compartimos la responsabilidad y el interés por trabajar para conseguir una Europa más próspera y preparada para el futuro, en la que las evoluciones económicas y sociales vayan a la par.

La Comisión Juncker hizo de la Europa social una de sus prioridades desde el comienzo de su andadura, como se reflejó en sus orientaciones políticas de julio de 2014. En septiembre de 2015, con motivo de su primer discurso sobre el Estado de la Unión, el Presidente Juncker declaró: «Tenemos que redoblar los esfuerzos encaminados a conseguir un mercado laboral justo y verdaderamente paneuropeo. [...] En el marco de estos esfuerzos, tengo la intención de desarrollar un pilar europeo de derechos sociales que tenga en cuenta las cambiantes realidades de las sociedades europeas y el mundo del trabajo

Desde este anuncio, la Comisión se ha movilizado activamente ante los Estados miembros, las instituciones de la UE, los interlocutores sociales, la sociedad civil y los ciudadanos sobre el contenido y la función del pilar. En marzo de 2016, la Comisión presentó un primer esbozo del pilar europeo de derechos sociales y puso en marcha una amplia consulta pública para recoger comentarios, que concluyó en enero de 2017 con una conferencia de alto nivel.

Sobre la base de las aportaciones recibidas durante la consulta, la Comisión presenta ahora su propuesta de pilar europeo de derechos sociales, que aspira a que los ciudadanos obtengan nuevos derechos que sean más eficaces. El pilar se inspira directamente en la rica variedad de las prácticas en toda Europa y se basa en el sólido acervo legal que existe en la UE y a escala internacional.




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad