Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados y profesionales jurŪdicos

LawAndTrends



Tras publicar esta historia en Instagram se me ocurre la idea de ampliarla y escribir el artículo; (lo transcribo tal y como se publica en la red social): “@tomasimedia Top Story: somos agentes del cambio, llegan los Knowmads, Seed&Makers e Influencers y os lo cuento en mi próximo artículo de #EspacioTic: #knowmads #seedandmakers #influencers

En esa historia de Instagram lo que pretendo es llamar la atención de los lectores, seguidores u observadores hacia los términos que destaco con el hashtag.

En varios de mis anteriores artículos en #EspacioTic ponía el énfasis sobre todo en el tipo de tecnologías que llegan de forma disruptiva afectando a todos los niveles socioeconómicos, educativos, productivos, empresariales y políticos. Por ejemplo, el mes pasado hablaba de los “Smart Contract” o Contratos Inteligentes, sin embargo, hoy pretendo dejar unas pinceladas de los nuevos trabajadores que hoy son una realidad.  

Hay que tener en cuenta que estamos inmersos en un proceso de profundo cambio, que afecta de una manera transversal a toda la sociedad. Por ello, también se ve afectado el modelo de trabajo y la forma de relacionarse en el mundo laboral.

Los knowmads

El término Knowmads es un anglicismo que se construye a partir de “Know” (conocimiento) y Mads (nómada), para describir a este nuevo modelo de trabajadores conocidos como los nómadas del conocimiento, y que surge por primera vez en el libro de John Moravec y Cristobal Cobo (2011), El Aprendizaje invisible.

Como características principales destacan en ellos ser innovadores, imaginativos, creativos, son competentes para trabajar de forma colaborativa y cooperativa en cualquier parte. Lo que más se valora de un knowmad es su conocimiento y reciclaje continuos, lo que les imprime una ventaja competitiva con respecto a otros trabajadores.

Raquel Roca @Raquelroca, periodista y consultora digital afirma en su libro, Knowmads: Los trabajadores del futuro (2015) que, “el conocimiento es el valor añadido de estos trabajadores, el nuevo capital que les va a asegurar su empleabilidad. Y no se trata de un perfil laboral, es una actitud que puede adoptar cualquiera y en cualquier etapa de su vida”. Según la periodista, representarán el 45% de la fuerza laboral en 2020.

Puesto en contacto con Esmeralda López Garrido @E_Lopez_Garrido, Coach Ejecutivo y Deportivo, Consultora de Personal Brandig, pertenece a “Knowmads en Red”, con la que he podido hablar. Me explica que para ella un Knowmads no es el trabajador del futuro, ya son el presente, que teniendo conciencia de la situación actual realizan un plan de acción para dar la vuelta a las costumbres laborales. Es un trabajador totalmente familiarizado con el uso de la tecnología de la información y la comunicación que se adapta al cambio social que vivimos, que explora nuevas posibilidades y que innova. No tiene miedo a cambiar de un sector a otro porque no le asusta empezar de cero y, por tanto, de salir de su zona de confort para descubrir su sentido de vida o su pasión, y con sus habilidades vivir de ello.

Para Keka Sánchez @kekasanchez, Social Media Fighter y Consultora, se autodenomina en su perfil de Twitter como Knowmad. Preguntada al respecto sobre el concepto que ella tiene, muy generosamente me ha contestado que ser knowmad, a veces, es más una actitud, aunque se puede aprender a ser uno de ellos. Considera que una de las características que le definen es que está siempre en fase beta frente al aprendizaje y resetea sus hábitos y costumbres para adaptarse rápidamente a los cambios profesionales. Es alguien que transforma la información en conocimiento y lo difunde compartiéndolo con los demás. Su epicentro son las personas y su compañera imprescindible las nuevas tecnologías.   

En realidad, los autores (Moravec-Cobo) en su libro describen un perfil que denominan pasaporte de habilidades: [1]

  • No tiene una edad determinada.
  • No entiende su trabajo como un trabajo, disfruta con lo que hace para ganarse la vida, y lo integra como una actividad más de su quehacer cotidiano.
  • Inventivo e intuitivo, es un generador de ideas. Es una persona imaginativa, sabe buscarse la vida, los recursos.
  • Está alfabetizado digitalmente.
  • Transforma la información en conocimiento y la comparte.
  • Le importan las personas, porque encarnan el conocimiento, lo generan, aumentan, mejoran y lo enseñan.
  • Utiliza la información abierta y libremente.
  • No entiende de fronteras.
  • Tiene una gran capacidad para adaptarse y resolver problemas.
  • Es un creador de redes, siempre conectando a personas, ideas, organizaciones…
  • Asume que el aprendizaje es para toda la vida.
  • No le asusta la experimentación ni el fracaso.
  • Es responsable de sí mismo.

Ante todo, lo que yo destacaría de un Knowmad, es su capacidad de aportar valor añadido a cualquier tipo de compañía o empresa, por su capacidad de trabajar en entornos digitales y el dominio de las tecnologías de la información y la comunicación y su carisma como conector de personas, cumpliría con la mayoría de las características de un community manager y un relaciones públicas.

Makers (Seed- Makers)

Se habla del movimiento Makers, como un movimiento de gente que hace cosas, que tienen gusto por lo artesanal y lo manual y para ello aprovechan su conocimiento de la tecnología y las posibilidades que ofrecen el software libre y el abaratamiento de los programas de diseño que hace unos años solo estaban al alcance de grandes compañías.

Para ellos no es imprescindible fabricar grandes cantidades, pero su creatividad e innovación se deja notar en ciertos sectores de la economía, (drones, relojes inteligentes, gafas, robótica etc.) 

Apuestan por formas de financiación a través de crowdfunding y por el trabajo colaborativo en zonas Coworking, se interrelacionan profesionales de distintas ramas del conocimiento aportando valor a sus creaciones, que ponen en el mercado a través de Star Up.

Desde mi particular punto de vista añado la palabra “Seed” (semilla) a makers para crear lo que yo denomino “Seed-Makers”; término surgido en un chat de WhatsApp entre personas conectoras. Lo único que nos unía era el interés por aprender sobre Big Data y en un curso taller nos conocimos. Todos de una forma o de otra estábamos trabajando en el mundo de la tecnología, la comunicación o el diseño en diversos sectores. Nos unieron los intereses compartidos y ahí surgen amistades y el “hacer cosas” (makers). Surgen colaboraciones, proyectos y en definitiva vivimos nuestra pasión por “hacer”, “vivir compartiendo” y “creando espacios de interrelaciones”.

Como ejemplo, os puedo contar el espacio Wine&Think que organizamos Lola Prieto y yo mismo. Somos dos hermanos que nos caracterizamos por la “inquietud hacia la cultura, la ciencia, la gastronomía y la enología”, todo eso lo sumamos en unas cenas a las que vienen unos 12/15 comensales elegidos previamente por “lo que hacen” y “por lo que son”. Científicos, Artistas, Profesores, Escritores, Enólogos, Mediadores, Tecnólogos y Comunicadores etc etc y gente de buen vivir, que se reúnen para crear un ambiente de transmisión de conocimiento en el que cada cual cuenta sus experiencias y sus objetivos más inmediatos. Se presentan libros, se lee poesía, se catan vinos, se habla mucho y se comunica más, todo alrededor de una mesa ataviada de ricas viandas.

En Deloitte University Press han publicado la revista: “A movement in the making”, John Hagel, John Seely Brown y Duleesha Kulasooriya.

A la pregunta ¿qué hacen los makers?, Chris Anderson les responde: "Todos somos fabricantes de nacimiento". Lo que distingue a los creadores contemporáneos de los inventores de otras épocas es el increíble poder que les ofrece las modernas tecnologías y una economía globalizada, tanto para conectarse como para aprender y como medio de producción y distribución. Un potente software digital les permite diseñar, modelar e ingeniar sus creaciones, al tiempo que reduce la curva de aprendizaje para utilizar herramientas de producción de grado industrial”. (Google Traslate).

Ser Makers no es una tendencia ni una moda, es una forma de vida, pero sobre todo es una forma de “buscarse la vida”, sabiendo explotar al máximo la tecnología con pocos recursos o con campañas de financiación ciudadana o bussines angels. 

Tres razones muy potentes hacen que surja este movimiento[2]:

La primera es la aparición de herramientas digitales para el diseño y la fabricación. Todas estas herramientas industriales antes caras y complejas ya están disponibles en tamaño personal, con precios totalmente asequibles.

El segundo factor es la aparición de los espacios colaborativos y el trabajo en equipo multidisciplinar, puediendo aprovechar la innovación colaborativa de la web, aprovechando las prácticas de código abierto y todas las demás fuerzas sociales que han aparecido en línea en las últimas dos décadas.

Y tercero la globalización. El ascenso de la fábrica de alquiler. Inventar algo nuevo no es suficiente; tienes que llegar al mercado también. Hoy las fábricas del mundo son cada vez más accesibles en la web, abiertas a pedidos de cualquier tamaño de cualquier persona, en cualquier escala. Gracias a la producción digital y el diseño, las fábricas en China son lo suficientemente flexibles como para aceptar pedidos en línea, con tarjeta de crédito, para lotes tan pequeños como unas pocas docenas o tan grandes como unos pocos millones.

 

Maker Movement Infographic

Influencers

Esta figura seguro que os suena mucho más a todos. Muy probable que en seguida se os venga a la cabeza: “moda”, “fotografía”, “diseño” etc, pues ese fue el caldo de cultivo en el que surgieron los primeros. En la actualidad podemos afirmar que personas con influencia hay en todos los sectores. 

Si bien es cierto, para considerar a una persona es Influencer, la característica principal es que debe de tener una presencia muy destacada en redes sociales, suelen tener Blog personal, miles o millones de seguidores, publican guías y libros contando sus experiencias o métodos y sobre todo terminan siendo su propia marca. Todo ello hace que las marcas (organizaciones, empresas), se fijen en ellos como personas prescriptoras. 

¿Hay influencer en los sectores más tradicionales? En este instante diría que sí, pero en sectores conservadores como el legal no se les da la relevancia que pueden llegar a tener en el mundo de la moda, la televisión o la comunicación. No me cabe duda que hay gente muy buena haciendo, creando y emprendiendo con proyectos que se posicionarán fuerte en el mercado legal. Las LegalTech son una realidad imparable y ahí es donde se encuentran personas con el carisma y los conocimientos necesarios para ser “su propia marca”. No los pierdan de vista. 

En 40deFierbre, un Blog con gran influencia en el marketing digital explican en uno de sus post las premisas a la hora de elegir a un influencer : 

“1. Su capacidad de generar opiniones y reacciones en otros usuarios cuando habla sobre una temática en concreto: Si algo les caracteriza es su capacidad de generar conversación en torno a un tema o marca, debemos saber aprovechar este aspecto.

2. El potencial de audiencia de un influencer sobre una temática determinada: Los seguidores de los influenciadores son más valiosos por su calidad que por su cantidad. ¡No lo olvides!

3. El nivel de participación en la conversación sobre el tema en cuestión: La implicación del influencer en la acción es fundamental para garantizar su éxito”.
Si yo fuese director de Recursos Humanos, no dudaría en contratar a uno de estos trabajadores para cualquier proyecto, en cualquier ámbito y por supuesto en el legal. Sobre todo, porque el talento hoy es un valor añadido. 

 

Si yo fuese de Recursos Humanos no dudaría en contratar a uno de estos trabajadores para cualquier proyecto, en cualquier ámbito y por supuesto en el legal. Sobre todo por que el talento hoy es un valor añadido.


[1]  Elaborado por Cristóbal Cobo y John Moravec, 2011

[2] Artículo: The Maker Movement: Tangible Goods Emerge From Ones and Zeros (Google Traslate)

 
 
 
 



Comentarios

  1. Tom√°s Prieto

    Muchas gracias por el comentario Inmaculada Jim√©nez. Todos los sectores se ven afectados por la transformaci√≥n digital. Est√° cambiando el modelo de trabajo y el tipo de trabajador. Se modifica la forma de llegar al p√ļblico objetivo y de comunicar, y todo ello hace que nos tengamos que replantear qu√© hacer y como hacerlo, tenemos que adaptarnos lo antes posible al cambio para optimizar nuestros recursos.

  2. Inmaculada Jimenez Martin

    Me ha encantado este articulo que me cuestiona a nivel personal y profesional......... identificandome en muchos puntos compruebo cuanto necesito seguir aprendiendo de las nuevas tecnologias que sin duda me ayudar√≠an a proyectar de manera inmediata aquello por lo q vengo luchando desde hace 15 a√Īos. Gracias , Tomas Prieto!!!!!

Ver comentarios anteriores

Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad