Foro Legal & Empresarial sobre Compliance en Panam - eventos moncada

LawAndTrends



Índice del contenido:

  1. Diseño de identidad de la marca.
  2. Stock inicial 50-150 unidades de cada prenda inicial.
  3. Web + tienda online con Diseño Actual
  4. Perfil en las principales Redes Sociales
  5. Registrar y proteger la Marca.
  6. Expansión de la marca.

1- Diseño de identidad de la marca

Toda marca se inicia con 1-3 diseños que la caracterizarán durante toda su trayectoria, por ser el primer modelo puesto a la venta, y porque será repetido en las siguientes tiradas de pedidos. Como ejemplo las grandes marcas, que aunque saquen una linea de temporada o puntual para captar el mercado más “trending”, siempre siguen ofreciendo su prenda más original, inicial y de identidad.

2- Stock inicial

La marca debe apostar por su continuidad, es la primera idea clara que deben tener los socios. Una inversión mínima en Stock debería ser la suficiente que permita tener disponibilidad de 50-150 unidades de cada prenda.

No da buena imagen vender de 5 en 5 y que potenciales clientes y referenciados tengan que esperar para comprar el producto inicial. No es, al menos, la mejor imagen que tiene que dar una marca en sus inicios y que quiera generar confianza en el mercado.

Es recomendable que una marca se inicie con 2-5 prendas o artículos que sean de venta rápida y permitan recuperar la inversión inicial. Un buen ejemplo para una marca de ropa deportiva sería lanzarse al mercado con un diseño de camiseta en 1-3 colores diferentes, un pantalón con las mismas lineas de variedad, y un complemento. Es sugerible que las prendas combinen entre ellas para poder garantizar que puedan vestirse como equipación. Un ejemplo tipo sería sacar camiseta + pantalón + mochila deportiva, en monocolor con el diseño inicial (1-2 modelos iniciales) y en 1-3 colores diferentes. El cliente podrá adquirir la misma camiseta, si es de su gusto, en más de un color, y combinarla con más ropa de la misma marca.

3- Web oficial y tienda online

Hoy en día una marca está destinada al fracaso si no dispone de un punto de venta online. No es caro iniciarse, pero la infraestructura debe estar bien organizada desde los inicios para no perder ni un solo cliente. En el inicio, cualquier ingreso es esencial para la subsistencia.

Sin duda, invertir en una Página Web con tienda online y pagos automatizados, será una necesidad vital. El diseño no puede ser menos, la ropa forma parte de la expresión personal, de la imagen que se quiere dar, y por supuesto, las sensaciones y emociones que percibirá el cliente empiezan con el Diseño y la Imagen de la web y tienda online. Si ésta es muy básica y da problemas, el cliente percibirá una sensación de “descuidado”, “poco profesional”, “mala calidad”.

Las facilidades a la hora de convertir tráfico de visitas en una web a ventas, debe ser el principal objetivo de la marca. Las visitas muestran interés en la marca, pero la venta debe ser el objetivo de conversión buscado.

Por supuesto tendrás que contar con un profesional que te asesore en cuanto a los aspectos informático-técnicos, y en aspectos legales y fiscales. Tus políticas de privacidad de datos personales de los clientes y política de devoluciones y garantías, son una obligación.

4- Perfil en las principales redes sociales

En mi opinión, no tienes Marca hasta que no tienes seguidores. Una marca sin clientes, sin seguidores y sin movimiento en el mercado, es simplemente una idea sin materializar. “Vende, anuncia y transmite” si quieres crear marca.

Para el ejemplo de una marca de ropa deportiva, aconsejo iniciarse de forma unificada, perfiles en las principales redes: Página de Facebook, Instagram y Twitter. Aquí entra en juego el potencial de “engagement” que puedan tener los socios a la hora de publicar contenidos y transmitir confianza y emociones. Si el presupuesto inicial lo permite, contar con un community manager sería una apuesta correcta.

En los inicios de toda marca su mejor arma es la “cercanía”, y eso se consigue con interacción directa con el cliente. Recomiendo el uso que hacen de las redes sociales marcas como D’Original (marca valenciana con muy buena estrategia comercial online y que ha sabido encontrar su nicho de mercado entre la gente joven).

El mundo de los “influencers” también da muy buenas ideas, ellos están en constante conexión con las tendencias y han demostrado saber conectar con el público. Puedes proponer colaboraciones a gente del entorno que sepas que puede aportar valor a tu marca, como por ejemplo deportistas que compartan los valores de tu marca.

No descartes ofrecer comisiones por cada prenda que te ayuden a vender. Esta idea no es nueva, ya lo hace Inditex con sus % a bloggers e influencers, sobre todo en Instagram. En general, tendrás que ser original e invertir gran parte de tus esfuerzos y tiempo a conseguir buenos aliados que te ayuden a llegar a más público.

La actividad en los perfiles debe ir encaminada a “conversiones” de visitas en ventas. Tu objetivo es y será que quién entre en tus perfiles quiera ver más contenido, y que acabe en tu web, y de ahí, que acabe haciendo su primer pedido.

La publicidad pagada y marketing online será otra cosa casi obligada, si tienes una marca debes anunciarla, debes darla a conocer, y para ello tendrás que saber manejar las campañas publicitarias de estas principales redes sociales.

En resumen, si transmites tus valores de forma clara y directa, y tu marca socializa y conecta con el público, crecerás.

5- Registra y protege tu marca

Por último, en cuanto a fases o pasos iniciales a los que he dedicado esta pequeña guía, está la parte de Propiedad Intelectual.

Una vez tengas tu infraestructura lista y funcionando, con tu primer pedido de stock vendido, es cuando debe preocuparte que te copien la marca o puedan desprestigiarla. Las marcas de ropa locales ya consolidadas en tu mercado local serán una de tus principales preocupaciones, pues siempre están al acecho y puedes ser víctima de plagio. Las grandes marcas no deben preocuparte, eres todavía demasiado pequeño en el mercado.

Registrando tu marca, logo y nombre comercial podrás ejercer tus derechos de exclusividad, oposición, cesión de licencia, protección de copia y principales derechos de propiedad intelectual.

Tu marca será tu identidad, y si esta no la proteges, podrías acabar pagando un precio muy alto por ello. 

Recomiendo que primero inicies tu andadura con la marca, montes infraestructura y hagas tus primeras ventas para ver si tu idea tiene futuro. Una vez te veas preparado, hazte el favor de proteger tu creación/es y a partir de ahí, fideliza a tu clientela y consolídate en el mercado local.

6- Expansión de la marca

“Cómo gusta ser internacional, cómo mola vender en más de una Comunidad Autónoma…”, pero también, “cómo gusta no pegarse la hostia”. No quieras correr antes de saber andar, empieza a lo seguro, en tu localidad, donde conoces tus recursos y sin mucho trabajo puedes conocer a tus competidores y segmentos de clientela.

Una marca debería empezar abarcando un mercado reducido, controlado, local y seguro. De la misma forma que empieza con un stock más reducido que luego irá acrecentando. No puedes caer en el error de querer vender fuera de España si aún no has vendido tus primeras 100 prendas en tu Comunidad Autónoma. Primero ves al mercado local, tu ciudad, tu Comunidad Autónoma, arriesga con el resto del país, controla los trámites y portes de envío del producto, proveedores y colaboradores, y luego, cuando ya te hayas consolidado (que lo habrás hecho si llegas a este punto), entonces piensa en cruzar fronteras.

Si llegas al punto de internacionalizar, entonces ya te recomiendo ampliar la protección y registro de tu/s marca/s. Una protección a nivel Europeo sería lo suyo, y si ves que tienes un mercado muy potente en un país en concreto, inicia trámites de protección nacional en ese país, siempre será más barato que empezar la protección internacional de la marca.

Cómo ves, te recomiendo lo más indicado para ir poco a poco, al mismo ritmo en el que crezca tu marca. Si te tiras a la piscina con acciones locas y desproporcionadas, te aseguras en el 99% de los casos una muy buena torta…

Conclusiones

Espero que te haya sido útil la guía, que hayas aclarado dudas y que te haya animado a continuar en esta larga y dura carrera, que aunque muy gratificante, te hará vivir momentos de desesperación y de alegría por igual.

Antes de darte mi conclusión en breves lineas, aprovecho para informarte de que estoy a tu disposición en cuanto a Estrategia de Marcas, Expansión comercial, Soporte y Mánagement Web y de Diseño, Asesoría jurídica en materia de Propiedad Intelectual e Industrial, y por supuesto, para el resto de asuntos legales que envuelven el sector de tu marca. 

Mi experiencia en el community management, comercio electrónico, marketing online y por supuesto, avalado por 2 Másteres en Derecho de Abogacía y Derecho de la Propiedad Intelectual e Industrial, me dan las competencias que necesitas para el buen desarrollo de tu negocio.

Recuerda (a modo de conclusión):

  1. Céntrate en 1-3 diseños que caractericen tu marca y transmitas los valores de esta. Trabájalos bien y consigue un producto apetecible y duradero. Esta parte te llevará más tiempo que el resto.
  2. Invierte en el stock inicial. Si los socios y creadores de la marca son los primeros en “racanear” en invertir en su producto, que no esperen que un tercero confíe en apostar su dinero por el proyecto. El creador debe ser el primero en invertir y confiar en el éxito de la marca, y eso lo percibirán los demás. Por eso, adelante, a por tu primer pedido de stock.
  3. Trabaja duro en tener una Web potente con tienda online y perfiles en redes sociales desde las que atraer nuevos clientes a tu tienda. No escatimes en presupuesto, pues la infraestructura de venta es la más importante, y después, la de márketing también. No entiendas el márketing como un gasto, sino como una inversión.
  4. Registra tu marca, y si los productos son muy innovadores, estos también. Con ello consigues DOS cosas: (1) proteger tus creaciones de competidores, trabajadores y socios desertores; y (2) obtener la imagen y valor de garantía y profesionalidad que clientes y colaboradores valoran.

Mucha suerte con el proyecto, y recuerda: lee mucho sobre el éxito y el desarrollo de otros; no desesperes y sé paciente; y no copies, CREA.




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad