Foro Legal & Empresarial sobre Compliance en Panam - eventos moncada

LawAndTrends



La situación sociopolítica que se está viviendo en Cataluña desde el 1 de octubre del presente año está teniendo unas consecuencias económicas que quizás no se han valorado adecuadamente por las autoridades pertinentes.

En el ámbito económico es bien sabido que uno de los grandes problemas que pueden deteriorar gravemente la evolución económica de un área geográfica es la aparición de incertidumbre. Que las empresas no sepan qué legislación se les va a aplicar, ni cuál va a ser el contexto en el que realizarán su actividad económica, ni cómo van a poder relacionarse con sus proveedores y clientes del resto de España y del exterior, ni qué tipo de impuestos van a tener son algunas de las grandes dudas que están llevando al sector empresarial catalán a reconsiderar su situación de permanencia en territorio catalán. 

Algunas grandes empresas ya han dado un primer paso ante la situación de incertidumbre creada en la Comunidad Autónoma de Cataluña. En principio, el cambio del domicilio social es una forma de aclarar el marco legal al que se somete la empresa y garantizar a los socios que el nivel de negocio no se va a ver en el futuro muy afectado ya que la actividad empresarial se mantendría bajo el paraguas de la Unión Europea y en la eurozona.

Este desplazamiento de domicilio social realizado por algunas de las grandes empresas es una reacción lógica para intentar calmar los ánimos y evitar una pérdida de confianza excesiva; sin embargo, la situación sociopolítica de Cataluña en el último mes y medio ha creado un efecto económico muy negativo que va más allá de lo que pueda estarse viendo con la reacción de algunas grandes empresas.

La situación de pérdida de confianza en cuánto a lo que pueda ocurrir en esta Comunidad Autónoma influye en todos los agentes económicos y pone en peligro la evolución económica del territorio catalán y del resto de España:

Las grandes empresas

Se habla de lo que están haciendo las grandes empresas y de lo que pueden hacer algunas medianas pero ¿cuánto podrá aguantar el pequeño comercio? No se debe de olvidar que la parte más importante de la producción en toda España y, por tanto, en Cataluña se realiza a través de PYMES ¿cuántos pedidos van a realizar estos pequeños comerciantes a sus proveedores si no tienen claro si podrán recuperar el dinero que han invertido? ¿van a poder calcular qué beneficio neto obtendrán por su actividad si no saben qué impuestos les van a aplicar? Es imprescindible darles lo antes posible un contexto estable que garantice su actividad y que les ayude a tomar las decisiones económicas que día a día se deben realizar.

Cualquier decisión de inversión ya sea a corto como a medio y largo plazo queda en suspenso cuando la situación existente en el entorno empresarial se caracteriza por una importante incertidumbre sociopolítica. Sin garantías sobre el posible retorno de la inversión productiva el incentivo existente a realizar la misma es mínimo y esto es aplicable tanto para las grandes empresas como las PYMEs.

Las personas físicas

Es evidente que la incertidumbre también ha afectado a las personas físicas, esos consumidores y pequeños ahorradores que son objeto y motor de la actividad económica de un área geográfica.

Uno de los factores que han provocado la salida de algunas instituciones financieras de la Comunidad Autónoma de Cataluña ha sido la posible pérdida de clientes. Las entidades de crédito necesitan garantizar a sus clientes que sus ahorros están protegidos y que iban a poder utilizar sus cuentas dentro de los límites legales existentes. La falta de una clara seguridad jurídica ponía en peligro su propia actividad por lo que era necesario transmitir tranquilidad a los clientes lo más rápidamente posible; no obstante, la medida del traslado del domicilio social sólo ha parado los efectos iniciales, pero no está claro si ha logrado el objetivo final de disminuir la incertidumbre existente en el ámbito económico.

Pese a las medidas aplicadas por algunas grandes empresas para trasmitir cierta tranquilidad a sus accionistas y clientes, el ciudadano catalán mantiene una importante incertidumbre respecto a su futuro: no sabe cuanta renta tendrá realmente disponible; si algunas empresas deciden empezar a producir fuera de territorio catalán, puede estar en peligro su empleo; no tiene información sobre cómo le protegerán las Administraciones Públicas; desconocen como podrán desplazarse por cualquier territorio ajeno a Cataluña; …

Todos estos factores provocan una paralización de las decisiones económicas que tienen que tomar las economías domésticas. Es posible que esto no afecte a las grandes empresas pero sí que perjudica considerablemente a las PYMES, especialmente las más pequeñas, ya que dependen de la actividad que día a día realizan las economía domésticas y, si estas reducen su consumo, se pone en serio peligro la adecuada evolución de las pequeñas y micro empresas, lo que puede tener unos efectos claramente pernicioso sobre el empleo que generan.

El sector exerior

Con respecto al sector exterior es evidente que algunos efectos están siendo inmediatos. Sectores como el turístico ya están sufriendo las consecuencias, no se puede dudar de la reducción que se ha producido en poco tiempo en el negocio de este sector. Algunos inversores extranjeros ya están saliendo de Cataluña buscando refugio en zonas más tranquilas y en las que las reglas de funcionamiento están más claras. Esto es un hecho que cualquiera puede comprobar. Que esto sea temporal o permanente depende del tiempo que se mantenga la incertidumbre sobre lo que va a suceder en el futuro en Cataluña.

Además, no se puede olvidar que una independencia que pueda provocar que Cataluña salga de la Unión Europea y de la eurozona puede afectar negativamente a todo el comercio exterior que tiene esta Comunidad Autónoma, generar una desviación de capitales extranjeros hacia otras áreas geográficas y, por último, encarecer considerablemente la deuda externa que ya tiene la región aumentando el coste de la misma y planteando serios problemas para su devolución a diversos agentes económicos catalanes, especialmente al Sector Público. 




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad