Bussola Ruth Benito Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados

LawAndTrends



Susana, Carla y David fueron los seleccionados a través de diferentes acciones solidarias, para pasar un día en la Caja Mágica, visitando las instalaciones y
disfrutando del deporte en compañía de los mejores tenistas del mundo, como Carla Suarez, con quien tuvieron la oportunidad de conversar.

La Fundación Legálitas, en colaboración con el Mutua Madrid Open, ha hecho posible que un grupo de niños viva una apasionante jornada junto a los mejores tenistas del mundo.

A través de diversas acciones promovidas por la Fundación, entre las que se encontraba un concurso de dibujo contra el acoso escolar, un grupo de niños fueron los afortunados que tuvieron la oportunidad de disfrutar, durante un día, de uno de los mejores acontecimientos deportivos de nuestro país, presenciando varios partidos de tenis y accediendo a lugares que solo los tenistas frecuentan.

Susana y los hermanos Carla y David, acompañados por su padre y madre, respectivamente, llegaron temprano a la Caja Mágica sin saber muy bien qué les esperaba. A su llegada, fueron conducidos al interior y citados en la boutique que Legálitas ha instalado en el paseo comercial. Desde allí, de la mano de Sara Chamut, representante de la organización del torneo, los pequeños tuvieron la oportunidad de observar de cerca cómo es el trabajo de los más de cuatrocientos periodistas que se encargan de contar al mundo todo lo que pasa en los partidos. Visitaron su sala de trabajo, su propio comedor e incluso la sala de prensa donde acuden para poder escuchar a los protagonistas de cada partido.

Susana, Carla y David ejercitaron durante unos minutos su faceta de tenistas sometidos a las preguntas de los periodistas, posaron ante los focos e improvisaron su particular rueda de prensa. De ahí a la zona de tenistas, para ver dónde descansan, dónde reponen fuerzas, dónde se reúnen con sus familias e incluso dónde se someten a tratamientos reponedores como la crioterapia.

Dejando atrás los vestuarios, donde solo los dieciséis mejores tienen sus taquillas independientes, accedieron al túnel que desemboca en la pista central, Manolo Santana. Esperando su turno, experimentaron la misma sensación que los profesionales, asomando sus pequeñas cabezas por uno de los accesos, escuchando como la grada aplaudía cada uno de los puntos del partido que había en juego. Y de ahí, al “paseo de la fama”, donde llegan los tenistas en los más de cien coches que la organización dispone para los traslados.

Los tres menores, atravesaron la zona donde los tenistas firman los autógrafos al público presente, para acceder al túnel que comunica las diferentes canchas de competición y entrenamientos.

Un paseo que concluyó con la oportunidad de ver el Mutua desde arriba, desde lo más alto, un lugar privilegiado con vistas panorámicas desde donde los pequeños observaron el fenomenal trabajo que se realiza cada día en el torneo.

Faltaba una sorpresa, conocer a una tenista. Y lo hicieron. Precisamente a una de las mejores del tenis español. Puntual llegó Carla Suárez a la cita, en la boutique de Legálitas, donde se reunió con ellos para inmortalizar el momento, hacerse unas fotos, firmarles unos autógrafos y atender a los medios de comunicación que se dieron cita, quienes también aprovecharon para entrevistar a alguno de los pequeños, como Susana, que les contó qué les había parecido la visita.

Cansados, sorprendidos por todo lo que había acontecido en apenas dos horas, llegó el momento de aceptar la invitación del Mutua Madrid Open y reponer fuerzas en uno de los restaurantes del torneo. Porque después les quedaba toda la tarde para seguir disfrutando, del tenis y de las actividades que el Mutua ofrece.

Una experiencia que Susana, Carla y David no olvidarán. A su manera, fueron tenistas por un día y lo disfrutaron junto a los mejores del momento.




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad