Foro Legal & Empresarial sobre Compliance en Panam - eventos moncada

LawAndTrends



Un artículo publicado por el profesor de derecho de empresa de la facultad de derecho de Universidad de Chicago, y también ingeniero graduado con honores por la Universidad de Princeton, M. Todd Henderson sugiere que la educación legal hoy en día puede crear mejores directores generales de empresa que los famosos MBA.

Lo hace comparando el éxito empresarial de Bank of America frente al declive de Wells Fargo. Henderson señala una diferencia clave entre ambos:

“Una posibilidad es el estilo de la dirección. Durante los últimos años, Wells Fargo ha sido dirigido por MBAs, mientras que el Director General de Bank of America desde 2010, Brian Moynihan, es un graduado en derecho por la Universidad de Notre Dame. ¿Puede esta diferente formación influir en el comportamiento de los directores generales (CEOs) a la hora de liderar las empresas? Después de todo, hay una notable diferencia en cómo ambas formaciones enseñan a las personas a entender y manejar los riesgos. La formación legal se focaliza es las desventajas o riesgos de determinadas acciones mientras que la formación empresarial puede enfatizar las ventajas para el accionista desde la asunción de riesgos.”

Es una teoría interesante que suena bien sobre el papel. Pero Henderson y sus colaboradores (Irena Hutton, Danling Jiang y Matt Pierson) la han testado. Recopilando datos de unos 3.500 directores generales de unas 2.400 empresas del índice S&P 1500 de 1992 a 2012 focalizándose en las decisiones empresariales tomadas por los directores generales con un MBA y los que son graduados en derecho.

“El resultado es claro: las empresas dirigidas por directores generales con formación legal tienen menos litigiosidad. Comparada con una empresa estándar, las empresas lideradas por abogados tienen una litigiosidad entre un 16% y un 74% menor, en función del tipo de litigiosidad. Derechos laborales, competencia y títulos valores son los temas donde más se reduce la litigiosidad mientras que contratos muestra la menor reducción, pero aun así significativa, con un CEO abogado. Los resultados son económicamente significativos ya que la reducción supone bastantes menos pleitos por año en muchos casos”.

Cuando profundizan, encuentran que la menor litigación está “directamente relacionada con la gestión del riesgo por parte del director general”. Los abogados saben cómo proteger a las empresas. Pero antes de enviar tu CV a todas las empresas del IBEX debes saber que no todas apreciaran tus conocimientos legales.

“Hemos descubierto que los CEOs con formación legal están asociados con un tipo de empresas, especialmente las de alto crecimiento y alto riesgo de litigiosidad. Fuera de este grupo, sin embargo, el efecto de CEOs con formación legal fue negativo para el valor de las empresas. Así empresas de sectores como el farmacéutico o el de líneas aéreas funcionan mejor cuando son dirigidas por abogados, mientras que en otro tipo de sectores como los de artes gráficas y el editorial funcionan peor. Quizás sea debido a que en los sectores de baja litigiosidad los beneficios de una menor litigación se ven ensombrecidos por políticas de empresa más cautas establecidas por los CEO abogados que afectan negativamente al cash flow y al crecimiento”.

Ese es el motivo por el que, de acuerdo al estudio de Henderson, solo un 9% de los CEOs son graduados en derecho.

Por tanto, la próxima vez que tus amigos formados en escuelas de negocios te lancen tiradillas recuérdales que tu podrías dirigir un banco mejor que ellos. Seguramente no te creerán en ese momento, pero puede que empiecen a apreciarte más cuando les estés ayudando en un caso de, digamos cláusulas suelo, un delito urbanístico o por uso de información privilegiada.




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad