Ferrer-Bonsoms Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados

LawAndTrends


De nuevo, otro post para estudiantes de Derecho. Esta vez os hablaré de cómo preparar un examen oral con buenos resultados. Por experiencia propia, cada vez que lo preparaba así, sacaba sobresaliente... y creo que siguiendo este método lo puede conseguir cualquiera. Requiere dedicación, no esperéis ningún milagro; pero es bastante rápido. Es aplicable a los exámenes orales en los que cuentas con un programa y te pueden preguntar desde un párrafo hasta un epígrafe pasando por un tema entero (podrás contestar sin problemas independientemente de la extensión de la pregunta). Podrás aprenderte a fondo todos los temas que sean, por muy loco que sea el examen (¿700 páginas? ¡También!).

Si has ido a clase o te has ido leyendo a lo largo del curso el temario te resultará mucho más sencillo; pero con este método puedes sacar sobresaliente aunque no tengas ni idea de qué va la cosa (a no ser que te pongas a estudiar y no entiendas nada, en ese caso... Houston, tenemos un problema). 

Os enumero los pasos a seguir:

  1. Primero hay que leer el temario: primera lectura rápida. Si el temario es muy extenso, ve por tramos: solo las primeras 50-100 páginas (depende de tu memoria, si vas por la página 40 y ya no te acuerdas de nada de la primera, para y pasa al segundo paso).
  2. Primer subrayado a lápiz de las ideas importantes y las secundarias. No sé qué clase de enfermedad (mental) tienen los estudiantes de Derecho de subrayar TODO. Si te apetece subrayar todo es que no entiendes el temario, así que vuelve al primer paso o pídele una tutoría al profesor... Subraya solo los temas que ya has leído por primera vez. Tienes que fijarte en una cosa: ¿si en el examen "solo" dijeras lo que has subrayado a lápiz sacarías un 10? Si piensas que no es que te has dejado cosas, subraya más, y si has subrayado demasiado te faltará tiempo así que borra un poco... Toda la paja ha de quedar fuera en este paso y no la volverás a leer.
    • Palabras clave (lo más importante de la idea principal): enciérralas en un rectángulo.
    • Otra manera de resaltar: doble subrayado.
    • Círculos o estrellas en los márgenes a los párrafos importantes.
    • Usa números y letras cuando haya enumeraciones e inclúyelos entre el texto.
    • Cuando te encuentres enumeraciones hazle un círculo a cada letra/ número (es más visual). 
  3. Tocan los colores: epígrafes en azul, subepígrafes en rosa o naranja e ideas PRINCIPALES en verde. Para que te hagas una idea, el verde tiene que ser, como muuuuucho, 2/3 de lo que has subrayado a lápiz.
  4. Hora de hacer el resumen-esquema. Tienen que contener lo que has subrayado en color (y si es mucho, resume más). Para que os hagáis una idea, de cada 5 hojas del manual, mi esquema se quedaba en 1 cara de folio aproximadamente (tengo la letra pequeña). Entre quedarte corto o pasarte, es mejor que te quedes corto en esta fase, ya que este esquema lo usarás para memorizar las estructuras de los temas y es lo que te tiene que venir a la cabeza cuando te digan el día del examen "dime el epígrafe... del tema...". 
  5. Vuelve al paso 1 con los siguientes temas. 
  6. 5 días antes del examen tienes que haber terminado todos los esquemas. De los temas que sean fáciles y cortos, no hace falta que hagas resumen-esquema, puedes estudiar directamente del manual. 
  7. Los 4-5 días previos al examen tienes que repasar los resumen-esquemas. Leerlos, saborearlos... Después de estudiar cada tema tienes que repasar mentalmente. Si no te acuerdas, repasa en vez de por temas por epígrafes y una vez tengas clara la estructura de los epígrafes y su contenido piensa en la estructura del tema entero.
  8. 2 días antes del examen lee lo subrayado a lápiz UNA O DOS VECES MÁS (esta labor se solapa con estudiar los esquemas). Si es muy largo el temario, puedes leer solo algunos temas, los que menos te sepas. Es algo flexible, depende de lo que te sepas bien y lo que no.
  9. Tienes que entenderlo TODO, de lo contrario te fallará la memoria el día del examen.
  10. En definitiva, lo que te tienes que saber al dedillo son los esquemas, podrás desarrollar el tema porque habrás leído varias veces con mayor profundidad el resto del temario (lo subrayado a lápiz, no la paja que la desterramos de nuestras vidas con la primera lectura). 

Por supuesto, a más azúcar más dulce: si vuelves a leer lo subrayado a lápiz una tercera vez, mejor. También os digo que para los exámenes más sencillos, no hacía los esquemas y simplemente repasaba lo subrayado a colores del manual (y también sacas sobresaliente así, si no es muy extenso el temario...). 

Podéis dejar en comentarios vuestras técnicas de estudio y de preparación de exámenes orales y decidme si soléis estudiar así, si veis mucho trabajo o si por el contrario os ha parecido sencillo. Sin duda es una BUENA FORMA de estudiar, ya que difícilmente olvidarás el temario aunque los años pasen y es de lo que se trata, de que el día de mañana sepas por dónde van los tiros. 

Personas fotografía created by Pressfoto - Freepik.com




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad