Ferrer-Bonsoms Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados

LawAndTrends



El despacho especializado en derecho bancario y financiero Navas & Cusi propone que los bancos arbitren una solución extrajudicial para evitar la avalancha de demandas

·         La cifra de afectados rondaría los 60.000 con un impacto económico cercano a los 1.200 millones de euros

·         El Supremo asume la doctrina del Supremo: si se colocó con falta de transparencia, la cláusula multidivisa es nula

“La sentencia del Supremo sobre las hipotecas multidivisa abre la puerta a muchas nulidades”. Es la conclusión de Juan Ignacio Navas, socio-director del despacho Navas & Cusí, especializado en derecho bancario y financiero. La sentencia asume la doctrina de Luxemburgo de que la hipoteca multidivisa no es un derivado financiero, “pero eso no significa que no sea un producto complejo”, señala el Alto Tribunal.

“En cuanto producto complejo, el banco está obligado a informar con transparencia de la naturaleza del mismo y de los riesgos económicos y jurídicos en los que incurre”, explica Navas. El Supremo sugiere que en muchos casos esa transparencia no existió. “Aunque el consumidor medio asume que las cuotas pueden subir, no asume que el capital pendiente de amortizar también pueda subir pudiendo ocurrir que tras años pagando las cuotas el capital pendiente sea superior al inicialmente prestado”, señala la sentencia.

El Supremo recuerda además que el control de transparencia no se circunscribe exclusivamente a la claridad de redacción y gramatical, sino al “alcance concreto”, es decir a que el cliente sea plenamente consciente de lo que está firmando y del riesgo que está contrayendo, explica el socio-director de navascusi.com. “Si el juez valora que la transparencia -entendida en este sentido- no se dio, la cláusula es nula y el banco estará obligado a recalcular la hipoteca en euros”, señala el letrado.

El Supremo señala que en el caso juzgado el cliente ignoró los riesgos siéndole imposible poder comparar con otros productos existentes en el mercado. El resultado fue un grave perjuicio económico y jurídico fruto de una relación de “desequilibrio”, señala el Alto Tribunal. “La sentencia es igual de dura que la de Luxemburgo del pasado 20 de septiembre y abre la puerta a nuevas nulidades”, señala Navas.

El impacto no será bajo. Desde Navas & Cusí calculan que la cifra de afectados podría situarse en las 60.000 personas, “la mayoría ejecutivos de multinacionales, empleados de aerolíneas o funcionarios, es decir, personas con rentas altas o seguras”. Para la banca, la contingencia podría situarse en los 1.200 millones de euros.

“Yo espero que tras esta sentencia del Supremo la banca arbitre algún sistema de resolución extrajudicial que evite la avalancha de demandas previsible”, concluye el socio-director de navascusi.com. “Como lo que se hizo con el suelo, pero que funcione”, ironiza.




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad