Foro Legal & Empresarial sobre Compliance en Panam - eventos moncada

LawAndTrends



¿Eres pintor, dibujante, ilustrador, fotógrafo, creativo y artista en general?

No importa qué tipo de creaciones hagas siempre que tengas claro cómo se ven afectados tus Derechos de Propiedad Intelectual.

 

¿Cómo empezar a protegerme?

Las creaciones empiezan a protegerse desde el momento en el que el Autor se informa y asesora en la materia. Junto con un abogado especializado en Propiedad Intelectual e Industrial no sólo puedes asesorarte de cómo afecta el derecho a tus creaciones, sino que es altamente recomendado que empieces a trabajar el seguimiento y planificación de tu carrera artística. Dependiendo del momento en el que se encuentra el Autor: inicios, con obras en venta, exponiendo en galerías, cediendo obras y/o derechos a revistas/libros/televisiones, vendiendo en Internet, etc. Deberá tener mayor cuidado con proteger firmemente sus derechos y obras o, de lo contrario, estará exponiéndose al Plagio, a las imitaciones, el uso no autorizado de su trabajo y/o imagen. No dejes que otros se hagan pasar por ti, o incluso, que se lucren gracias a ti.

Etapa de Asesoramiento

Ya sea porque estas empezando o porque ya llevas una larga trayectoria y hasta ahora no te habías planteado registrar obras, patentar ideas, o proteger tus creaciones… No te preocupes, el primer paso es informarte lo máximo que puedas (y evitarás tomaduras de pelo), después viene el momento de contactar con un abogado especializado en Derechos de Propiedad Intelectual y Derechos de Autor. Para lo segundo agradecerás haber dedicado un mínimo de tiempo a informarte por tu cuenta, ya que te darás cuenta de si topas con un profesional que no sabe de la materia tanto como dice saber.

Asesórate de qué es lo que tendrías que tener ya “hecho” o protegido, qué es lo que te interesa más en vista de tu planificación como artista y expón al profesional tus ideas a corto plazo para que pueda ayudarte a controlar tus derechos. Por ejemplo: un artista que lleva años pintando y vendiendo obras, participando en eventos y exposiciones, tiene diferentes prioridades:

  1. Proteger su marca personal, seudónimo, imagen y obras más influyentes o expuestas.
  2. Investigar si en los eventos que ha participado se está cumpliendo con una seguridad y debida protección de sus derechos de autor.
  3. Controlar si los terceros autorizados hacen el uso que se pactó en el momento de la cesión de obras, imagen o derechos.

Si el mayor activo y valor de un artista son sus creaciones, sería un grave error no protegerlas.

En la actualidad se celebran muchos certámenes, eventos y exposiciones de obras en cualquier parte de España y países vecinos. No será la misma planificación y/o estrategia que deberá tener un artista que solo expone en su ciudad o que expone en toda España, o que se dedica a viajar a eventos internacionales, o incluso, que se ha abierto su propia página web desde la que expone y vende sus obras.

Con lo anterior, el Autor suele estar expuesto al plagio de otros autores más o menos influyentes, no importa cuan famosos o desconocidos sean, hoy en día se copia de todo y de todos. De ti depende servir de mente creativa para otros, o simplemente que se limiten a inspirarse en ti; que hagan negocio de tu trabajo libremente, o que controles el uso que hacen de tus obras.

Más allá se encuentra el Derecho Moral del Autor, que es aquél que protege el buen uso e imagen que se hace de las obras de los autores, y que por supuesto, puede ser protegido y exigido ante los tribunales, igual que el resto de derechos de exclusividad y autoría.

Después de planificar, actúa!

Una vez asesorado y planificado, es importante proceder al registro de la marca o sello personal del Autor. Dependiendo del sector y arte al que se dedica, tendrá que tomar unas medidas u otras. Muchas obras pueden protegerse y registrarse individualmente o en conjunto. Una vez protegidas las obras, el autor tendrá mayor confianza y tranquilidad para enseñar su trabajo, ofrecerlo a editoriales y editores. Cada vez se llega a más acuerdos de cesión de licencias entre autores y terceros.

Una obra protegida se convierte en única y exclusiva, y como consecuencia, aumenta su valor en el mercado

Aquel autor que pretenda aumentar el valor artístico y económico de su trabajo, indudablemente deberá protegerlo. Una vez conseguido cierto “caché”, el profesional y creativo llega a un perfil de clientes que exigen un certificado de autenticidad y exclusividad de las obras para su compra. Un ejemplo rápido y sencillo son ciertas marcas de ropa, joyas, relojes, que junto con el producto que se vende acompañan “un documento” de garantía de originalidad, o certificado con código y/o matrícula de que no hay más copias o imitaciones del mismo.

“Lo barato sale caro”

Un profesional que quiera vivir de su trabajo artístico, debe comprender que la falta de información, asesoramiento y protección en derechos de propiedad intelectual, podría pagar cara su falta de interés. Ejemplo de ello son muchos de los pleitos que hay en los tribunales en los que se discute la Autoría de las obras, o el acuerdo de cesión de derechos, usos no autorizados, o colaboraciones poco negociadas y que al final dejan en una situación muy vulnerable e injusta al creador/autor.

Conclusión

Nunca pierdas el interés en la información en esta materia. Trabaja con un profesional experto en la materia, y crea, crea mucho, pero hazlo luchando por tus derechos. 




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad