Lexperta Directorio es el servicio de Law&Trends para buscar abogados

LawAndTrends



Sientes una indignación absoluta como abogad@ pero todavía más como persona cuando gestionas asuntos sobre certificados de discapacidad. Las eternas demoras entre que se interpone la petición de valoración y el emplazamiento para efectuarlo, esa larga espera que hace desesperar al ciudadano que confía en que la Administración le resuelva sus problemas. Y no digamos la revisión de grado una vez concedido éste, esas valoraciones a la extrema baja, esos errores de diagnóstico, esas omisiones de dolencias, esos miedos para conceder 7 puntos de movilidad y poder optar a una tarjeta de aparcamiento que debiera corresponder por las barreras que la sociedad no es capaz de derribar. Inconcebible. Esa falta de valoración de limitaciones perceptibles a simple vista, el repetido silencio administrativo por falta de contestación y paso del tiempo  sin resolver, esa dejadez en la prioridad de asuntos cuando se decide ir a la vía judicial, y la nada graciosa sorpresita del letrad@ cuando interpone en un juzgado de lo social y ni se provee en cinco meses e interpone en otro juzgado de la localidad próxima y en quince días emplazados para la vista a celebrar en dos meses como sucede en Santiago de Compostela y Vigo.

¿Cómo tendría que explicar un letrad@ a su cliente que después de cinco meses  por tener no tiene su asunto ni  entrada por la puerta del juzgado?¿cómo explicar que la media para que le reciban a valoración el equipo al efecto será mínima de 2 años y quizás no sirva de nada porque en ese tiempo sus dolencias serán más graves y estos procedimientos se refieren sólo al momento en que se presenta la demanda?¿cómo explicar que aunque tenga una esclerosis que le limita el movimiento su movilidad ha sido valorado en cero puntos?¿cómo explicar que aunque no pueda ni lavarse ni comer solo ni leer ni apenas vea que no tiene ayuda de tercera persona porque así se ha considerado según baremo? ¿Cómo explicar que aunque ande con bastones o andador o no suba un escalón de x centímetros o no  oiga  o no controle los esfínteres y sea incapaz de cambiarse un pañal no tendrá ayuda de tercera persona, ni hoy ni mañana?. Pues esto ocurre.  Todos los días. Y esto es un escándalo.

He sentido indignación todavía mayor cuando leo en prensa que altos cargos han pedido perdón por los retrasos injustificados en la resolución de estos expedientes. Hay una falta tan grande de sensibilidad, nos hemos convertido en máquinas sin sentimientos, sin aceptar que tienen que existir prioridades para quién más lo necesita, en este caso , personas con tales dolencias que exigen ser reconocidas sus limitaciones en un tiempo prudencial y no demorarse por los siglos de los siglos . Amén. Estas personas necesitan que les ayude la Administración y ésta no debe fallarles. Tampoco podemos olvidar que si deciden recurrir esa resolución por no estar conformes  y van a la vía judicial el vía crucis de las demoras perjudicará más sus situaciones dada la enquistada lentitud del sistema. Es la decepción del administrado en su grado  máximo. Pues esto ocurre. Todos los días.  Y esto es un escándalo. Y no podía dejar de contarlo.  Son:  las vergüenzas al aire.

A Antonio, Jorge, Macarena, Quique, Ana…aguantadores estoicos  de las vergüenzas ajenas




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad