Foro Legal & Empresarial sobre Compliance en Panam - eventos moncada

LawAndTrends



Ulises Bértolo nació en Madrid en 1967, reside en Compostela, y desde esa sede central desarrolla su actividad profesional como especialista en Derecho Público en varios puntos de España. Además de la defensa en tribunales, en la que destaca su participación en varios casos con repercusión pública,  desarrolla una actividad docente como profesor de Derecho de la Escuela de Práctica Jurídica y del Máster de la Abogacía del Colegio de Abogados de Santiago de Compostela.

Es autor y colaborador de varios trabajos jurídicos, si bien, su afición literaria le ha llevado en los últimos años por los derroteros de la ficción con dos novelas publicadas. Dedica parte de su tiempo a colaborar en proyectos de promoción deportiva y cultural y como Presidente del Club Náutico de San Vicente do Mar en O Grove, fue uno de los artífices de la regata de barcos clásicos y de época de mayor participación en el Atlántico Norte hasta que dimitió a la mitad de su segunda legislatura al haber alcanzado ya, según él mismo dice, “los objetivos que me había marcado”. 

Nuestra colaboradora Cristina Gil Rey de Milbrait enrevista al Ulises Bértolo, candidato a Decano del Colegio de Abogados de Santiago de Compostela.

¿Por qué aspira al puesto de Decano del Colegio de Abogados de Santiago de Compostela?

Creo que la modernización del Colegio se ha convertido en algo inaplazable. Eso es lo que me ha llevado a dar el paso. Creo que es un ejercicio de responsabilidad que asumo después de estar completamente seguro de que me voy a entregar al cien por cien y de que puedo ser útil a mis compañeros.

¿Continuidad o cambio?

Mi proyecto encajaría sin duda en lo segundo. Creo que Evaristo Nogueira ha sido un gran decano pero con su renuncia después de quince años al frente de la institución, se ha cerrado un ciclo y es el momento del cambio, porque eso es lo que clama una gran parte de la abogacía compostelana. Ese sentimiento es lo que me ha llevado a dar el paso para proponer un nuevo modelo adaptado a los retos a los que hoy tiene que enfrentarse hoy nuestra profesión.

¿Cuál será su primera medida tras tomar el cargo?

Lo primero es proponer un cambio estatutario para limitar el mandato del decano a un máximo de dos legislaturas, porque es un tiempo más que suficiente para culminar un determinado proyecto. Y lo hago porque creo el colegio es de todos y es necesario y saludable que las directivas se renueven. Hoy nuestro es ganar el futuro con un modelo  de colegio que nos permita enfrentar los cambios que en breve va a sufrir nuestra profesión, fruto de factores como el mercado global, la innovación y la irrupción de las nuevas tecnologías. Dentro de unos años los retos serán otros y alguien tendrá que proponer la manera de gestionarlos.

  ¿Cuál es el perfil de las personas que componen su candidatura?

He querido que sea lo más representativa posible de nuestro gremio, plural, paritaria, y ante todo, muy comprometida a trabajar duro por el colectivo.

¿Cuáles son las principales propuestas de su programa?

Hablaría más que de propuestas de un modelo basado en tres grandes áreas de actuación: transparencia y participación, innovación, y dignidad profesional, de las que colgarán las propuestas concretas que en ese momento estamos trabajando con muchos compañeros que nos hacen llegar sus ideas y que haremos públicas cuando se abra el proceso electoral. Creemos que la transparencia que predicamos debe comenzar construyendo el propio programa con nuestros compañeros. Si nos dan su confianza, acometeremos un cambio en la estructura organizativa del colegio para que la abogacía, y especialmente los jóvenes, tengan una participación activa en la toma de decisiones

¿Qué propone respecto de la situación del turno de oficio?

Me lo tomo como una cuestión absolutamente prioritaria, tanto en la exigencia de pago inmediato de los servicios prestados, que en estos momentos, por razones absolutamente incomprensibles, se están abonando con un retraso de hasta cuatro meses, como en algo que va más allá de la cuestión económica. Y es que además de retribuciones dignas, reivindicaremos que se reconozca el importante papel que desempeñan nuestros compañeros del turno de oficio para el conjunto de la sociedad. Se trata de una prestación social que se hace voluntariamente en beneficio de los ciudadanos y por eso lucharemos para que ese compromiso social sea reconocido y correspondido como se merece.

¿Qué política seguirá en relación a las cuotas colegiales?

Las mantendremos y, si la situación económica del colegio nos lo permite, las reduciremos como están haciendo en otros colegios gallegos. Para ello, haremos un estudio en profundidad de las cuentas y planificaremos el mejor rendimiento de nuestros ingresos, junto a la posible generación alternativas de recursos que nos permitan hacer más cosas en beneficio del colectivo, algo en lo que tengo experiencia tras varios años al frente de una entidad deportiva, donde fuimos capaces de afrontar importantes inversiones sin pedir un euro, ni subir la cuota de nuestros socios.    

¿Potenciaría usted un canal de comunicación más directo entre los colegiados y el Colegio?

Es una de las claves de nuestro modelo de Colegio. Implementaremos un sistema de comunicación directo entre colegio y colegiados, con la creación de un app propia del colegio para que cualquier gestión se pueda realizar desde el mismo móvil. Promoveremos asimismo el voto telemático en todas las decisiones que afecten a la institución, todo ello en el marco de un ambicioso plan de nuevas tecnologías que nos requieren muchos compañeros.

¿Cómo le gustaría que la sociedad percibiese el Colegio?

Como una institución comprometida con los debates sociales, pues somos agentes claves en todo lo que tiene que ver con los derechos de los ciudadanos. Abriremos nuestras puertas a esos debates y saldremos fuera de nuestras instalaciones a fomentarlos, porque queremos atraer a personas relevantes no solo de nuestro ámbito sino de otros sectores como forma de enriquecer nuestra propia cultura jurídica. Lo jurídico se construye también desde otras perspectivas a las no podemos dar la espalda.     

¿Qué papel tiene en su candidatura la innovación en el sector legal?

Hay una revolución nanolítica, silente y en marcha que ha cambiado el mercado, el conocimiento y la sociedad. Quien permanezca al margen quedará relegado tecnológicamente en muy pocos años y eso no podemos permitirlo desde el colegio. El diseño prefigurativo de la globalización que surge del paradigma Smart High Tech está afectando a todos los sectores y también al legal. a innovación es uno de los pilares fundamentales. Hay una revolución en marcha que ha cambiado el mercado, el conocimiento y la sociedad. Quien permanezca al margen quedará relegado tecnológicamente en muy pocos años y eso no podemos permitirlo desde el colegio. Es imprescindible dotar a nuestros colegiados de las armas necesarias para enfrentarse a esa nueva realidad porque otros colegios ya son conscientes y lo están haciendo. 




No hay comentarios.


Hacer un comentario

He leido y acepto los términos legales y la política de privacidad